Donald Trump anunció que Estados Unidos rompe relaciones con la Organización Mundial de la Salud

Lo anunció en un acto en la Casa Blanca. Tanto él como otros expertos se mostraron muy disgustados con la forma en la que la OMS encaró la pandemia desde un primer momento.

0 15.707

Tal como lo anticipó el periodista Jaime Bayly en su programa, este Viernes, el Presidente de los Estados Unidos, anunció que su país romperá relaciones con la Organización Mundial de la Salud (OMS) a la que su Gobierno le aportaba millones de dólares para actividades de prevención e investigación.

El mandatario considera que la gestión de la entidad ha sido ineficaz y que intentó proteger a China, sabiendo la gravedad de lo que se estaba generando.

Visiblemente enojado, declaró que “China tiene un control absoluto de la OMS pese a que solo paga USD 40 millones, en comparación con la cantidad de dinero que gastamos nosotros, que son aproximadamente USD 450 millones al año”.

Y agregó: “Tenemos una lista detallada de las reformas que se deben hacer y se las hemos comunicado directamente, pero se han negado a actuar. Porque han fallado en implementar las tan necesitadas y pedidas reformas, vamos a terminar nuestra relación con la OMS y redirigir esos fondos a otras necesidades globales de salud pública que son más merecedoras”.

También te puede interesar
1 De 10

Pekín debe dar respuestas

Donald Trump Presidente de los Estados Unidos

“China ha ocultado el virus de Wuhan para permitir que se expandiese a todo el mundo, instigando una pandemia global que ha causado más de 100.000 muertes estadounidenses y casi un millón de muertos en el mundo. China ignoró las obligaciones de informar a la OMS y presionó a la OMS para que el mundo infravalorada el coronavirus” señaló en una rueda de prensa.

Al mismo tiempo, Trump anunció que su país dejará de otorgarle trato preferencial a Hong Kong, al considerar que dicho país ya no es autónomo de China, como consecuencia de la Ley de Seguridad Nacional recientemente aprobada por Pekín. Dicha Ley establece que (China) impedirá cualquier actividad “separatista” o “terrorista”, la “subversión de los poderes del Estado” y la “injerencia de poderes extranjeros”.

Voces críticas de esta nueva legislación, entre las que se encuentran Estados Unidos, la Unión Europea, y el Reino Unido, ven con preocupación estas medidas ya que temen que afectará derechos y libertades y puede vulnerar el Estado de derecho.

Esta medida llega justo en medio de las negociaciones con el régimen de Xi Jinping para avanzar en el acuerdo comercial firmado en Enero. Este acuerdo comercial puede traer fuertes implicancias para otros países y más que nada para el comercio internacional con países en vías de desarrollo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.