Federico Delgado: “La República es un lugar donde hay igualdad y libertad”

El fiscal presentó su nuevo libro, “República de la impunidad”, en el que hace un análisis de las cosas que funcionan mal en nuestra sociedad

0 36.652

Federico Delgado se convirtió hace ya tiempo en un referente en lo que respecta al análisis de la realidad del sistema judicial en Argentina: un poder del Estado que, a su criterio y el de muchos argentinos, funciona mal. Delgado es fiscal federal y trabajó en algunos de los casos que sacudieron a la opinión pública argentina durante las últimas décadas: el pago de sobornos en el Senado de la Nación, el megacanje de la deuda externa, los Panamá Papers, y la tragedia de Time Warp, entre muchos otros.

En el pasado, Delgado ya tocó el tema del cuestionable desempeño del aparato judicial argentino en otros dos libros: La cara injusta de la justicia (en colaboración con Catalina D’Elía) e Injusticia (que fue un éxito en ventas hasta hace no mucho).

En este libro, “República de la impunidad” (caprichos, hábitos ocultos y disputas de poder en un sistema judicial que no hace justicia) Delgado revisa cómo en Argentina se dan situaciones en las que el poder judicial no cumple con el rol que le corresponde, ya sea por miedo por parte de sus miembros, o por otras razones. Para resumir, el libro relata lo que muchos argentinos sentimos: que existe una ley para los “ciudadanos de a pie” y otra ley para los poderosos; que en Argentina se impone la ley del más fuerte en términos de poder y no las leyes de la Constitución, que deberían garantizar la igualdad por parte de todos los ciudadanos en el acceso a un trato justo por parte del poder judicial.

En el libro, Delgado revisa el rol de actores decisivos a la hora de generar un círculo vicioso de prácticas que hacen posible la impunidad en Argentina y que forman un sistema que garantiza que nunca cambie nada. Jueces, fiscales, funcionarios públicos, y periodistas son sometidos al ojo agudo del fiscal.

El libro repasa el impacto que algunos hechos traumáticos de la historia de nuestro país han tenido en la relación de la sociedad con las leyes y el triunfo de la impunidad por encima de las mismas. Delgado recurre a casos judiciales, experiencias personales, y algunos conceptos teóricos para exponer cuál es el soporte cultural del problema.

En el marco de la presentación del libro, el diario LA GACETA de Tucumán le hizo una entrevista que podés ver en el video a continuación y de la cual se extraen las siguientes reflexiones:

  • “En nuestro país hay una representación que cree que la República es una forma de gobierno ligada a la aristocracia”
  • “La República es un lugar donde hay igualdad y libertad, y en donde todas las personas pueden desarrollar su plan de vida sin ningún tipo de límite”
  • “Una de las barreras para desarrollar la República es la impunidad”
  • “Vivimos en una sociedad en donde el crimen no paga, donde las faltas son socialmente perdonadas”
  • “Nuestros padres fundadores nos pusieron sobre nuestros hombros la obligación de crear una República para vivir en libertad y en igualdad”
  • “La justicia tiene un rol muy importante en la construcción de la impunidad”
  • “La impunidad se construye socialmente y la construimos todos: se construye con acciones y también con silencios”
  • “Los jueces y los fiscales tienen un solo capital que es su palabra”
  • “En Argentina, en general, la Justicia está sospechada. A veces esa sospecha es fundada y a veces no”
  • “Si nosotros sospechamos lo que dicen los que resuelven los problemas, estamos sonados”
  • “La desconfianza nos aleja de la cultura de los derechos y la Ley, y nos acercamos a que el que más fuerza y poder tiene, es el que gana siempre. Entonces ahí vuela por los aires cualquier instancia de igualdad relativa que supone la democracia ante la Ley”
  • “Hay una desconfianza recíproca entre la Justicia y la ciudadanía, como si fuésemos dos equipos diferentes”
  • “Yo prometí lealtad a la Constitución y parte de esa lealtad tiene que ver con contar lo que está bien y lo que está mal. Mi trabajo tiene un compromiso con la sociedad”
  • “Si la impunidad se construye socialmente quiere decir que la hicimos entre todos (a veces sin darnos cuenta). Entonces desandar el camino también es una decisión colectiva”
  • “(los judiciales) Tenemos que tener mecanismos de rendición de cuentas. Hay que premiar al que mejor trabaja y castigar al que se porta mal: hoy no hay incentivos”
  • “El funcionario acomodaticio es el tipo que va olfateando los vientos y va corriendo para el lado que corresponde. Y está siempre listo para cambiar sus principios las veces que haga falta con tal de conseguir un ascenso”
  • “Generalmente los más vivos (los acomodaticios) no son siempre los más inteligentes o los más preparados”
  • “Todavía no se ha calibrado, en general, bien los efectos que ha tenido el terrorismo de Estado en la sociedad y en las personas. En el 1930 se produce un golpe de Estado y la Corte Suprema de aquel entonces tuvo una oportunidad de oro que era no reconocer a ese gobierno que había usurpado la Constitución. La corte lo reconoció. Desde ahí, siempre existe un miedo a perder lo que tenemos”
  • “Ser un Fiscal es ser un trapecista sin red. Trabajamos en un nivel de debilidad institucional muy fuerte”
  • “En la Argentina hay una distancia muy grande entre lo que la Constitución dice y lo que pasa”
  • “La República se edifica sobre muchas instituciones que lo que hacen es mediar. Son mecanismos que instituyen mediaciones para que los conflictos se resuelvan en instancias que no lleguen a afectar a las personas. Y eso es lo que tenemos que trabajar, y eso es lo que tenemos que construir”
  • “La función pública es un servicio: es servir a los demás ciudadanos”
  • “La Justicia tiene que tener buenas personas y personas que crean en el servicio público”
  • “Los periodistas son laburantes que van a buscar información. Y la gran mayoría de los judiciales son laburantes que la producen”

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.