Oscar González Oro: “Fui príncipe y mendigo. Yo pasé hambre, frío, la pasé mal”

El reconocido conductor fue entrevistado por su compañero Nelson Castro. Su infancia, su familia, sus inicios en la radio, el amor, y su relación con Dios

0 89.371

Oscar “el Negro” González Oro tiene una vida digna de ser contada y compartida (cosa que él mismo hizo en su libro “Radiografía de mi país: la Argentina que me duele”). Desde sus humildes inicios en su Mendoza natal, pasando por sus múltiples trabajos y su incursión en el mundo académico, hasta su llegada a la radio en una emisora de Pinamar para finalmente llegar al estrellato y el masivo reconocimiento en la Radio 10 de Daniel Hadad, el visionario emprendedor de medios que descubrió la voz del Negro en Radio del Plata y lo persiguió durante tres años para que se sume a su nueva emisora.

Con su programa “El Oro y el Moro” lideró las mañanas de la radiofonía argentina durante cerca de quince años, haciendo que la emisora de Daniel Hadad se convierta en una máquina de cumplir sueños para los millones de oyentes que la AM tenía en la Ciudad de Buenos Aires y en todo el país. Su programa ayudaba a la gente: el Negro estaba cerca de los taxistas, del laburante, de la gente de a pie.

Además de ser reconocido por su voz de locutor inconfundible, González Oro es considerado uno de los conductores más empáticos del mundo radial: era común que personas con todo tipo de problemas (usualmente económicos) se comunicasen con la radio en busca de ayuda. Y el programa, que tenía llegada a los líderes del país, muchas veces lograba conseguir ayuda para algún oyente que la estuviese pasando mal.

Hoy el Negro está en Radio Rivadavia, junto a ex compañeros como Eduardo Feinmann y Baby Etchecopar. Y con su programa “Tarde pero temprano” volvió a llegar a miles de oyentes que lo siguen desde sus inicios en Radio del Plata. El programa va de 14 a 17 horas, de lunes a viernes.

También te puede interesar
1 De 2

En esta oportunidad, se salió de su rol de entrevistador y fue entrevistado por Nelson Castro, también parte del equipo estelar de Rivadavia, que lo entrevistó en su programa “Crónica de una tarde anunciada”

En la entrevista, el Negro contó que nació en la Provincia de Mendoza en 1951 y destacó la cercana relación con su abuela, que según él fue quien lo crío. Contó que, por el trabajo de su padre, que era bancario, se vino a vivir a Buenos Aires, en donde inicialmente no la pasó muy bien ya que su forma provinciana de hablar hacía que algunos lo discriminen. Habló acerca de cómo lo echaron tres veces de la escuela secundaria y de su incursión en el mundo universitario, estudiando derecho en la Universidad de Belgrano.

El Negro comenta que dejó la Universidad para dedicarse a los negocios de su familia, que incluían casas de cambio y empresas de turismo. Luego, en 1980, se fue a vivir a Londres, en donde estudió Historia del Arte e inglés. Pasado un tiempo, decidió volver a Buenos Aires ya que su padre, que tenía problemas con el alcohol, necesitaba de su ayuda: lo internó y lo salvó de su adicción.

Pasado el tiempo, en 1983, volvió a Mendoza y empezó a pasar música en un programa en la estación Radio de Cuyo. Luego, tras un paso por el mundo de la prensa en la función pública, le propusieron hacer un programa de radio en Pinamar, que se llamó “Usted, nosotros, y la noche”. En ese programa logró hacerle una entrevista al ex Presidente Carlos Menem, que circuló a través de todos los medios ya que, en dicha nota, Menem contó que había viajado en una Ferrari a toda velocidad desde Olivos a Pinamar. A partir de ahí, su nombre empezó a sonar en todos lados.

A mí la radio me hace feliz. No me imagino mi vida sin la radio”

De regreso en Buenos Aires, empezó a trabajar en Radio del Plata, conduciendo un programa de 3 a 6 de la mañana. El programa hizo que su popularidad siga en aumento hasta que un día lo llama Daniel Hadad, que estaba comenzando a armar su radio. El Negro comentó que Hadad lo trató de convencer durante tres años, pero él se negaba ya que por aquel entonces Radio del Plata era una emisora líder. Finalmente Hadad lo convence y en 1999 arrancó en la 10. A partir de ahí, el éxito fue imparable.

El Negro habló de su relación con el medio al decir que “a mí la radio me hace feliz. No me imagino mi vida sin la radio”. Y destacó que también recibe ofertas para hacer televisión, a lo que seguramente volverá en algún momento.

González Oro también se refirió a épocas de su vida en las que la pasó mal. “Fui príncipe y mendigo”, comentó. “Fui un niño bien pretencioso y engrupido y terminé viviendo en una pensión”, recordó al hacer referencia a años de su vida en los que la situación económica de su familia se vio alterada. Recordó que vio a su padre llorar y destacó que “pasé hambre, frío, la pasé mal”.

Consultado por Nelson Castro acerca de qué cuentas pendientes le quedan, el Negro comentó: “Me queda ver un país mejor. Un país más de iguales. Me gustaría irme de este mundo viendo una Argentina mejor” pero en lo personal aseguró que no le queda nada pendiente y que “he hecho todo lo que se me dio la gana en mi vida”.

En los siguientes links se puede ver el vivo grabado desde la cuenta de Instagram de su pareja, el actor y productor Mauro Francisco:

View this post on Instagram

Entrevista de Nelson Castro con El Negro Oro

A post shared by Mauro Francisco (@maurojfran) on

A continuación, también pueden escuchar un emotivo editorial de hace varios años, en Radio 10, en el que Oscar habla de los momentos duros que tuvo su vida:

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.